¿Cómo afecta el tabaco a nuestra columna vertebral?

Todos sabemos perfectamente que el tabaco no es sano. Fumar perjudica seriamente la salud, y no solo la de nuestros pulmones o boca. La salud de nuestra columna vertebral también se ve seriamente perjudicada por el consumo de nicotina, sobretodo a aquellas personas que ya presentan problemas previos en la espalda.

Tan mal hábito provoca dolores de espalda al 31% de los fumadores activos, perjudicando también a aquellos que les rodean. Los dolores serían sobretodo localizados en la parte lumbar, provocando dolor crónico a aquellas personas que llegan a fumar más de un paquete diario y presentaban previamente alguna problema en la columna.

El riego sanguíneo en la columna vertebral no es en general elevado, pero se reduce drásticamente en aquellas personas que fuman habitualmente o sufren de tabaquismo, aumentando a su vez los elementos químicos encargados de la transmisión del dolor en sangre.

Debido a la nicotina, se reduce el suministro de oxígeno y nutrientes deteriorando ostensiblemente los discos de la columna y aumentando el riesgo de padecer osteoporosis. Por no hablar de los dolores lumbares provocados por los accesos de tos violentos.

A nivel quirúrgico, el tabaco dificulta la fusión vertebral hasta tal medida que se ha llegado a considerar imprescindible dejar de fumar si se ha de efectuar este tipo de cirugía.

Los problemas de espalda que puede provocar el tabaco pueden ser reversibles y en Oliver&Ayats Institute podemos ayudarte. ¡Pero dejar de fumar es cosa tuya! ¿Necesitas más motivos para dejar de hacerlo?

Deja un comentario

*

Asegúrate de incluir tu nombre y apellidos.

Si no tienes, no te preocupes. Déjalo en blanco.