Las nuevas intervenciones para preservar el movimiento de la columna vertebral son un conjunto de intervenciones más reciente que se han ideado para corregir algunos de los problemas anteriores en intervenciones de columna.

“Muchas veces en un intento de tratar el dolor, dirigimos nuestra atención al área de dolor, y no a la causa del dolor, que suele ser el disco vertebral.”

A veces se puede ayudar a estabilizar el movimiento sin tener que sustituir el disco, utilizando unas varillas flexibles especiales en la parte posterior de la columna vertebral para eliminar el dolor, pero manteniendo un cierto grado de movimiento. Los dispositivos de estabilización posterior dinámica son análogos a una abrazadera interna en la columna vertebral. El objetivo de estos dispositivos de estabilización dinámica permiten el movimiento controlado de tal manera que se pueda conseguir un movimiento más natural de la columna vertebral. Estos dispositivos han sido frecuentemente utilizados en Europa durante los últimos 20 años para el tratamiento de pacientes con enfermedad degenerativa del disco.

El Dynesys y los dispositivos médicos Globus son los únicos dispositivos que permiten la estabilización de varios niveles en más de dos segmentos. Estos sistemas se agregan a la columna vertebral sin dañar la estructura normal y son insertados a través de una técnica de separación del músculo y no de corte. Es la única técnica con tanta versatilidad, sin perjuicio de otras técnicas futuras que se puedan aplicar.

Hemos estado utilizando esta técnica desde hace más de 12 años en más de 400 pacientes con excelentes resultados en pacientes con la siguiente sintomatología:

  1. Jóvenes con dolor incapacitante de espalda, y DDD con disco negro y fisuras.
  2. Personas mayores con estenosis.
  3. Hernia discal crónica.
  4. Ligera inestabilidad segmentaria como retrolistesis grado I o espondilolistesis degenerativa.