Single service

ARTIFICIAL DISC REPLACEMENT-ADR (Remplazo Artificial de Disco)

Recomendar:

La ADR es una intervención quirúrgica que conlleva sustituir un disco que está causando un dolor crónico de espalda por un implante artificial, el cual suprime el dolor y preserva la estructura anatómica natural de la columna vertebral.

La cirugía de sustitución de disco se puede realizar en la zona lumbar o en la zona cervical. Los implantes artificiales de disco son estructuralmente muy parecidos a los discos dañados y comparten su función como amortiguadores de choque en la espalda o el cuello.

El desarrollo del sistema de abordaje lateral para la fusión permite hoy en día la posibilidad de ofrecer TDR cuando el disco que se tiene que sustituir está por encima de las L5-S1. A través de este sistema se eliminan muchos riegos operatorios, y con la monitorización neurofisiológica de los nervios se disminuye el riesgo de lesiones de tracción del plexo lumbar.

El procedimiento XL es lo que se denomina como intervención “mínimamente invasiva”. Esto significa que en lugar de una incisión tradicional, el procedimiento se realiza a través de una o más incisiones pequeñas, por donde un instrumento conocido como un retractor se utiliza para separar los tejidos de modo que el cirujano pueda ver la columna vertebral. Esto es posible por medio de un sistema dilatador y retractor, MaXcess ®, desarrollado por NuVasive ®, Inc, en San Diego, CA. Este sistema permite al cirujano alcanzar la columna vertebral a través del acceso lateral (desde el lado del cuerpo).

Los TDR (Total Disc Replacement) que se practicaban antes requerían un abordaje anterior para su implantación. Este enfoque tiene limitaciones inherentes, incluyendo riesgos para las estructuras abdominales y la necesidad de hacer una resección del ligamento longitudinal anterior (ALL). La colocación de un dispositivo TDR lateral (extremo lateral [XL]) está pensado para ofrecer una opción menos invasiva para acceder al espacio de disco: reducción del riesgo de interrumpir la circulación de sangre en la pierna izquierda, reducción significativa del riesgo de tromboembolismo arterial, disminución del riesgo de embolia con arteriosclerosis, mejora la preservación de los ligamentos de estabilización y evita la formación de cicatrices de la vasculatura anterior.

Cuando las L5-S1 son el objeto de la intervención quirúrgica, esta se lleva a cabo a través de un TDR anterior. Algunos pacientes se benefician de intervenciones híbridas, por ejemplo, una fusión lumbar anterior intersomática transforaminal ALIF o [TLIF] con las jaulas y los tornillos pedículos en L5-S1 y XL-ADR en los otros niveles lumbares, o una posterior estabilización dinámica con Dynesys en L5- S1 y TDR en L4-5 y / o L3-4.

Una ADR puede ser realizada en lugar de una discectomía cervical anterior con fusión. Las ventajas son:

  1. Mantiene el movimiento normal del cuello.
  2. Reduce la degeneración de los segmentos adyacentes de la columna vertebral cervical.
  3. Elimina la necesidad de un injerto de hueso.
  4. Posibilita el rápido movimiento del cuello.
  5. Permite un más rápido retorno a la actividad normal del paciente.

El ADR trata la enfermedad sintomática de la degeneración del disco más eficazmente. El disco artificial está diseñado para sustituir el disco intervertebral real y se coloca entre dos cuerpos vertebrales, donde se ha extraído quirúrgicamente el disco con el fin de descomprimir la raíz médula espinal o nervio en el cuello. Idealmente, el disco artificial actúa como un disco normal, proporcionando movimiento mientras que actúa como un amortiguador de la columna (a diferencia de una fusión, que elimina tanto el movimiento y la absorción de choque en el segmento fusionado de la espina dorsal).

Los síntomas para un reemplazo de disco cervical son generalmente los mismos que para una discectomía y fusión cervical. Una persona debe tener un disco cervical dañado que sea la causa de dolor en el brazo, debilidad o entumecimiento del brazo con algún grado de dolor de cuello. Estos síntomas puede deberse a una hernia de disco y/o osteofitos que comprimen los nervios adyacentes o la médula espinal. Esta condición se produce normalmente en niveles vertebrales cervicales C4-5, C5-6, o 7-C6.