Single service

CIRUGÍA DE LA EPILEPSIA

Recomendar:

Al menos el 20% de los casos de epilepsia permanecen incurables, incluso con los mejores medicamentos, que además en la mayoría de las ocasiones producen severas contraindicaciones.

“Las consecuencias directas de esto son: aislamiento social, pérdida de empleo, retirada del permiso de conducir, y sobre todo la amenaza a la propia vida del paciente como consecuencia de las lesiones producidas por las convulsiones.”

Los ataques epilépticos recurrentes causan pérdida de la función neuronal, que casi siempre se traduce en el deterioro de la función de la memoria. Esto es especialmente perjudicial durante la infancia cuando estos ataques frenan el desarrollo psicomotor. Es muy importante mantener a raya los ataques epilépticos antes de que el paciente alcance los ocho años, edad en la que el cerebro se ha desarrollado casi por completo, y se haya podido evitar el deterioro psicomotor permanente.

Cuando los ataques se vuelven refractarios durante más de un año, se recomienda una evaluación pre-quirúrgica. El componente principal de esta evaluación es una vigilancia por vídeo-EEG durante varios días para permitir la grabación computarizada de la actividad cerebral y desvelar la localización y el origen de los ataques en el cerebro.

Otros componentes de la evaluación pre-quirúrgica son:

– Resonancia magnética (MRI) con protocolos especiales de imágenes.

– Técnicas de imagen metabólica funcional como el PET o SPECT que se superponen con la resonancia magnética.

– SISCOM (cuando fuese necesario).

– Medios informáticos de la actividad eléctrica del cerebro (EEG) para localizar dipolos eléctricos que se superponen a la resonancia magnética.

– La magnetoencefalografía (MEG) para mostrar los dipolos magnéticos de la actividad convulsiva en la resonancia magnética.

– Evaluación neuropsicológica.

Cuando la evaluación pre-quirúrgica presenta una única zona epileptógena como el origen de las convulsiones y la resección de la misma no tiene riesgo funcional, y ésta se correlaciona con una anormalidad morfológica detectada en la resonancia magnética, el paciente es un buen candidato para la cirugía de epilepsia con un pronóstico excelente.

Intervención Quirúrgica de la Epilepsia:

Muchos pacientes son diagnosticados de epilepsia del lóbulo temporal (o de otras formas de epilepsia parcial) con pronóstico quirúrgico muy bueno, y se puede proceder a la resección de su zona epileptogénica, frecuentemente con de una resección anterior temporal o un hypocampectomía amigdalar.

Iniciamos nuestro programa de cirugía de la epilepsia en 1987 y desde entonces hemos atendido a más de 600 pacientes con diferentes técnicas quirúrgicas, obteniendo muy buenos resultados. En concreto, nuestra experiencia es muy amplia y hemos conseguido resultados excepcionales en casos difíciles de niños con esclerosis tuberosa.

Existen diferentes técnicas quirúrgicas que aplicamos específicamente a los diversos diagnósticos de pacientes sometidos a cirugía de la epilepsia, los cuales tienen diferentes pronósticos de acuerdo a dichos diagnósticos. Los más comunes son: craneotomía mínimamente invasiva con resección cortical (área epileptógena) del lóbulo temporal, amygdalohippocampectomy selectiva y resecciones del lóbulo frontal.

La cirugía de resección se puede realizar en cualquier lugar del cerebro, a condición de que se pueda localizar la funcional cortical. La Hemisferectomía funcional es muy útil en epilepsia pediátrica con déficit de motor unilateral.

Otras cirugías paliativas son: cuerpo calloso, la estimulación del nervio vago, y DBS (Deep Brain Stimulation) estimulación del núcleo talámico anterior. La cirugía paliativa está diseñada principalmente para evitar las caídas bruscas por las convulsiones.

Desde la introducción en nuestro centro de la cirugía guiada por ordenador en el año 1997, se ha facilitado en gran medida el registro de cualquier estructura cerebral. Se ha facilitado de este modo la identificación de las áreas del cerebro para preservar su importancia funcional y la ubicación de cualquier anomalía por leve que sea.

Algunos casos requieren una craneotomía con paciente despierto para estudiar la actividad cortical y localizar las áreas corticales del lenguaje, y las vías subcorticales para preservar de esta manera la función cerebral.

Los grupos con mejor pronóstico para la cirugía de epilepsia son:

– Epilepsia intratable con medicación asociada a una pequeña lesión de un tumor benigno o malformaciones vasculares. En este grupo el 87% de los pacientes se curan totalmente cuando se elimina la lesión y el área epileptogénica desaparece.