Single service

RIZOLISIS

Recomendar:

Uno de los procedimientos que disponemos dentro de la armamentística terapéutica es la Rizólisis. También denominado diatermocoagulación o radiofrecuencia.

¿En qué consiste la Rizólisis?
La rizólisis consiste en provocar un daño térmico de manera continua o pulsada sobre las fibras que conducen el dolor de uno o varios nervios para conseguir una mejoría parcial o completa. De cara a evitar efectos indeseables, previamente a la aplicación de dicha lesión, se producen en cada punto a intervenir, un estímulo sensitivo y otro motor que el paciente nota como un hormigueo/calor en esa zona y una contracción muscular local, respectivamente. Justo antes de iniciar la lesión, se inyecta localmente un anestésico local y un corticoesteroide.

¿En qué casos está indicada?
En dolor lumbar, cervical y/o torácico a nivel de articulaciones zigoapofisarias y ganglio dorsal de la raíz posterior, dolor sacroilíaco, meralgia parestésica, neuralgia de Arnold y otras neuropatías periféricas, neuralgia de trigémino…

¿Cuántos días de ingreso requiere una intervención de rizólisis?
Es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere ingreso. Este procedimiento suele tener una duración de una o dos horas de permanencia en el hospital y en Oliver & Ayats Institute aconsejamos cancelar las tareas laborales después del procedimiento hasta, como mínimo, el día siguiente.

¿Cuándo se notan los efectos?
El efecto puede empezar a notarse a partir de las 2-3 semanas después de realizar el procedimiento. Durante este tiempo, es posible que haya un dolor residual que suele responder a antiinflamatorios.

¿Qué riesgos tiene una operación de rizólisis?
Los riesgos son que no sea efectivo y parestesias transitorias secundarias a la infiltración por anestésico local y corticoide entre los más frecuentes.